¿Tienes un bolso de piel o estás pensando en comprarte uno pero no sabes como cuidarlo para no dañarlo? Tus bolsos son capaces de hablar por ti, si no están cuidados te pueden hacer ver como una persona que no presta atención a su apariencia personal, por ello es de suma importancia mantenerlos limpios y conservados, recuerda que tu personalidad la reflejas a través de tus accesorios, además es un elemento muy útil en nuestro día a día.


En cuestión de tiempo empiezan a aparecer los signos del uso, pero si tenemos cuidado podemos retrasar un poco ese momento. Un bolso de piel siempre es una inversión, puede durarte mucho tiempo, siempre y cuando tengamos un cuidado especial para que no se desgasten.




Conoce algunos tips para cuidar tus bolsos de piel favoritos:


Protege el exterior de tu bolso

Cuando tienes un nuevo bolso es muy normal que quieras utilizarlo al instante pero debes considerar este consejo si en verdad deseas que tenga una mejor calidad de vida. Muchas personas no le dan importancia pero sin duda es primordial cuidar un bolso de piel para que permanezca perfecto el mayor tiempo posible. Para esto debes rociar un líquido protector para cubrirlo de manchas, lluvia o polvo. Aproximadamente unos 15 o 20 cm de distancia en forma circular. Esto no garantiza que tu bolso estará libre de alguna mancha en un futuro, pero podemos lograr que se encuentre limpio ante las manchas fáciles.



Cuida su forma

Así como el exterior es muy importante, el interior también lo es, te recomendamos que lo rellenes con ropa que ya no utilices o papel cebolla. Muchos sugieren la opción de ocupar periódico, pero puede que éste manche tu bolso, la mejor opción es evitarlo.



Cúbrelo

Si no tienes una bolsa protectora o una funda especial, no tires tus fundas de almohadas desgastadas, reutilízalas, éstas te ayudarán a mantener alejado el polvo y la humedad.



Hidrata

Con el paso del tiempo la piel tiende a secarse, así que se recomienda hidratarla con algún producto en especial. Una opción alternativa es utilizar una crema hidratante que sea de tu agrado, lo único que debes tomar en cuenta es que no debe estar perfumada y debe contener lo mínimo o de preferencia nada de alcohol.  Sólo procura hacerlo 2 veces al año.



Protege el interior

Es común que en ciertas ocasiones tus cosméticos puedan causar desastres al abrirse solos. Para evitar esto siempre guarda tu maquillaje en una bolsa extra pequeña, o en una cosmetiquera. De esta forma evitarás esos accidentes que pueden arruinar tu bolso favorito.



Cuida el peso

Sé consciente del peso que puede soportar tu bolso. Al momento de escoger cual bolsa será la adecuada para esa ocasión, es necesario que tomes en cuenta los accesorios que llevarás contigo, ya que al no hacerlo tu bolso podría sufrir las consecuencias y podrías dañar las asas o romperlas.



Dales su propio espacio

Al tener muchos bolsos, se vuelve más difícil encontrar el lugar y la forma correcta para colocarlos. Una opción es colgarlos en un perchero, para que no se encimen y pierdan su aspecto original. O bien colocarlos en un armario, tomando en cuenta que cada uno debe tener su espacio, si tienes unos bolsos pequeños puedes colocarlos dentro de los bolsos más grandes para ahorrar espacio.

Si tu bolso es de asas rígidas no puede estar colgado, se podría agrietar o endurecer, en este caso lo mejor es que lo envuelvas y lo coloques en tu armario.



Limpia

Si tu bolso se ha manchado, no te lamentes, procura limpiarlo inmediatamente para evitar que la mancha penetre más. De preferencia no utilices productos químicos, no son necesarios, lo único que necesitas es un pedazo de tela y agua, trata de eliminar la suciedad con pequeños movimientos circulares. Si no es suficiente y la mancha perdura también puedes utilizar un poco de crema o cera natural. Si se percudió de aceite intenta con talco en polvo para que absorba la grasa, deja actuar por unas horas y después con un cepillo suave retíralo.  En caso de que la mancha sea muy grave sin duda la mejor opción es llevarlo a la tintorería, tu bolso quedará perfecto.



Evita el calor

Si tu bolso se moja en caso de lluvia, jamás utilices la secadora ya que puede tomar formas muy extrañas o dañarse. Sólo pasa con cuidado una toalla y retira la humedad. Cuando esté totalmente seco, hidrátalo para que recupere su textura original. Si tu bolso de piel tiene brillo para protegerlo puedes utilizar grasa de caballo así se mantendrá impermeabilizado.



Cuidado con las manos

Cuando tomes tu bolso, intenta mantener tus manos limpias, ya que de lo contrario podrías mancharlo muy fácilmente. Esta manera de ensuciarlo es la más común ya que nuestras manos tocan muchos objetos alrededor de nuestro día. Procura llevar contigo un gel antibacterial.



Porta bolsos

Otro error que cometemos comúnmente es colocar nuestro bolso en cualquier lugar cuando nos encontramos en el exterior. Al llevar contigo un porta bolso evitarás las manchas innecesarias. Sólo necesitas colocarlo en la mesa y tu bolso estará protegido.



Cepilla

Te recomendamos cepillar tu bolso de piel al menos un par de veces al año, esto logrará eliminar gran parte de la suciedad y el polvo que con el tiempo se va acumulando. No es necesario un cepillo costoso que sea especial para piel, si tu cepillo para cabello es el típico con cerdas negras que son suaves, bien puede funcionar para retirar absolutamente todo.



Intercambia

Para darle un mayor tiempo de vida es importante que no utilicemos la misma bolsa para el día a día ya que se puede desgastar más fácil, nuestros bolsos también merecen un respiro. Si te gusta llevar la misma bolsa durante días es de suma importancia que tengas cuidado con el peso que llevarás ya que esto provocará que se rompa con más facilidad, pero mejor procura intercambiarlo, además así tu outfit lucirá perfecto con el bolso adecuado.



Mantenimiento


Para que nuestras bolsas siempre luzcan como nuevas, podemos consentirlas de vez en cuando. Si tienes toallitas utilízalas, esto servirá para eliminar el polvo y a la vez darles brillo, no es necesario hacerlo a diario, es suficiente al menos hacerlo una vez al mes, así tu bolsa siempre se verá como si la acabarás de comprar.

Cabe mencionar que hay bolsos fabricados con diferentes tipos de piel, algunas son más delicadas que otras, en este caso se necesita un mayor cuidado para no dañar nuestros bolsos. Algunos ejemplos podrían ser las pieles de serpiente, cocodrilo o avestruz. Si tienes un bolso o piensas comprar uno actualmente, debes estar mentalizada para afrontar la responsabilidad que trae consigo.

Es cierto que muchas personas tienen bolsos de piel y no les dan mantenimiento, ya sea porque desconocen los cuidados que deben tener o simplemente no les es relevante. Sin embargo como te diste cuenta los beneficios son enormes al tener cuidado con ellos.



Además de que estos tips son recomendados para cualquier tipo de bolso de piel, también puede ser útil si tienes algún otro accesorio como una funda, pulsera, botas, etc.

Cómo último consejo si el orden y la limpieza no son tus mejores aliados, te recomendamos tomar los tips principales para que sea más fácil el poder lograrlo, los cuales podrían ser:

1.- Protege el exterior de tu bolso

2.- Protege el interior

2.- Cúbrelo

3.-Cuida el peso

4.- Cuidado con las manos

5.- Intercambia

De esta manera ya habrás logrado 5 tips que mantendrán tu bolso a salvo de la suciedad.

Te invitamos a que visites nuestra tienda en línea, contamos con varios modelos de bolsas de piel, seguro encuentras la bolsa perfecta para ti. Si tienes alguna duda escríbela en los comentarios y con gusto te atenderemos. ¡Hasta pronto!